Recibidos en Palacio Nacional: CAMPESINOS PIDEN CÁRCEL PARA GRACO

74947
  • Y desconocen al nieto de Emiliano Zapata

Por Eusebio Gimeno/Kronos Magazine

CDMX enero 14.- El Presidente López Obrador escuchó hoy en Palacio a una comisión campesina de Morelos que desconocieron al nieto del general Emiliano Zapata, como vocero en el asunto de la Termoeléctrica de Huexca, y le presentaron alternativas de solución al asunto que tiene parada esa obra de 20 mil millones de pesos.

Andrés Manuel reconoció que el agua es de los campesinos y prometió que en un mes resolverá democráticamente el problema de la Termoeléctrica de Huexca como lo afirmó en Cd Ayala durante la conmemoración de los Cien Años de la muerte del Caudillo del Sur. En donde decretó oficialmente al 2019 como el año de Emiliano Zapata en todo el Territorio mexicano.

Una comisión de ejidatarios morelenses  fueron recibidos en Palacio nacional por el primer mandatario, encabezados por su apoderado legal Arnulfo Montes Cuén, a  quienes  ofreció su palabra, para destrabar un convenio de solución que data de 2017, y  que en su momento bloqueó el ex Gobernador Graco Ramírez,  en contubernio con algunos malos funcionarios de la CFE. Quienes aseguran que entregaron 98 millones de pesos a los afectados miembros de la ASURCO, dinero que nunca llegó a manos campesinas, y por eso levantaron un acta pata deslindarse de ese hecho falso.

 Los ejidatarios tienen denunciado penalmente al ex gobernador Graco Ramírez Garrido Abreu ante la PGR por lavado de dinero, como consta en la carpeta de investigación PGR/MOR/CUER/266/2018.

Esos recursos habrían sido desviados de su propósito original, las cabezas visibles de este fraude y peculado con dineros del gobierno federal, según consta en la denuncia son los señores César Fuentes Director de Distribución de la CFE, en ese entonces, y  Santos García superintendente dela termoeléctrica, son señalados como quienes pidieron dinero a la CFE “para arreglar el problema campesino”.

Obviamente los afectados dicen que ellos nunca recibieron ese dinero, no hay recibos ni pruebas de que hayan sido entregados o depositados en cuentas bancarias a nombre de los hombres del campo, por eso acudieron a la PGR en 2017, donde la denuncia contra Graco y los malos funcionarios de la CFE, duermen el sueño de los justos, en espera de que en este sexenio se destraben estos asuntos y se persiga y castigue a los responsables del desfalco.

La idea de pagar la conformidad de los campesinos con 98 millones de pesos, (que fueron hechos en dos entregas) fue de los propios funcionarios de la CFE, para supuestamente entregarlos a los ejidatarios, como consta en un correo electrónico dirigido al ingeniero Jorge Arroyo, director de Proyectos de la CFE, por el Director Corporativo de Infraestructura de la paraestatal.

Hasta el momento no se sabe dónde fue a parar ese dinero por eso piden, la intervención de la PGR que nunca actuó en consecuencia.

Estos dichos y manoseaos donde tuvo parte fundamental el ex gobernador Graco Ramírez, provocó divisiones, persecuciones y enfrentamientos al grado de que hay grupos totalmente radicalizados como el Movimiento de los Pueblos en Defensa de la Tierra, en donde milita Jorge Zapata González nieto del Caudillo del Sur, quien propone entre otras cosas que la Planta generadora de energía eléctrica sea derribada a golpes de mazo, que se demuela, y que el agua fluya solo para los campesinos. Hay otros más radicales aún que dicen que defenderán cada gota de agua con las armas en la mano.

Los ejidatarios organizados en la ASURCO (Asociación de Usuarios del Río Cuautla) acudieron al presiente López Obrador, ahora que ya se fueron del gobierno sus enemigos Graco Ramírez y Enrique Peña Nieto, quienes construyeron la obra a fuerza, sin el consenso de la gente del campo, causando daños y perjuicios a los que labran la tierra en la Región Oriente del Estado.

López Obrador ha escuchado a las partes y está analizando la posible salida al conflicto por eso pidió alternativas viables de solución.

Los campesinos representados por Montes Cuén, como consta en los amparos que obtuvieron de la justicia federal logrando suspensiones definitivas a favor de los ejidatarios, que tuvo el efecto de suspender las obras de conexión al acueducto que pretendía realizar la CFE, apropiándose de toda el agua del Río, motivo del conflicto entre campesinos vs Gobierno federal.

Hubo en 2017 un momento de acuerdo y reflexión de las partes involucradas, para la resolución del fondo de la problemática, en ese documento se habla de construir un sistema de presas que garantice a los ejidatarios y pequeños propietarios el uso del agua por los siguientes cien años.

En 2017, ese convenio se cabildeó en la Secretaría de Gobernación con el entonces subsecretario Rene Juárez Cisneros, y cuando estaba listo para firma se opuso ferozmente el Gobernador  Ramírez Garrido, quien al parecer tenía intereses económicos en el proyecto y en la supuesta distribución de los 98 millones de pesos que otorgó la CFE pero que nunca llegaron a manos campesinas, se entiende que el encargado de recibir y distribuir fue el gobierno del Estado, por eso se pide a la PGR que intervenga deslinde y aclare.

Por ese torpedeo de la solución, el problema sigue y los ejidatarios, y pequeños propietarios continúan en un Plantón permanente en Apatlaco; en tanto que la Hidroeléctrica esta parada sin funcionamiento por orden de juez.

Dicho convenio se malogró, estuvo a punto de firmarse, y en ese documento.  El Gobierno reconocía que la construcción de la Hidroeléctrica se construyó sin el debido consenso social, y que ello afectó a los hombres del campo aceptaban la puesta en marcha de la generadora de energía pero a cambio de inversiones y prestaciones.

El Presidente de la República señaló que es respetuoso de la voluntad de los Ejidatarios en la toma de decisiones, por eso en Cd Ayala los invitó a que fueran este lunes a la CDMX donde los recibió en Palacio Nacional para escuchar sus propuestas y alternativas de solución, y dijo que en un mes regresará a Morelos a dar solución en un sentido o en otro.

Alternativas que ofrecen los Campesinos de Morelos

1.- Que se incremente el caudal de agua del Río Cuautla, incorporado con obras de entubamiento el agua residual que se desechas el diversas comunidades y que puede ser llevada por ductos y bombeo hasta la Planta Tratadora de Aguas Residuales (PTAR) y una vez tratada y limpia incorporarla al caudal del Río, con lo cual se tendría el cien por ciento más de líquido vital y así podrán usarlo tanto la Hidroeléctrica de la CFE como los campesinos en sus trabajos agrícolas.

2.- La Construcción de Presas como se había planteado en el Convenio original que fue bloqueado por el gobierno anterior, para garantizar con esa agua almacenada el fluido para las siembras de aquella región.

3.- Que los campesinos reciban en un fideicomiso administrado por ellos, una indemnización por los daños y perjuicios que les acusó esta obra que sigue lastimado la economía regional y ha provocado un conflicto de alto impacto político social.

4.- Que los campesinos de Morelos tengan acceso a todos los programas de Bienestar Social.

5.- Y que sean dotados de un parque de maquinaria agrícola a través de la creación de un fideicomiso donde ellos administren todos los recursos materiales y financieros que reciban de parte del Gobierno Federal.

Comments

comments