LYDIA CACHO, JUSTICIA 13 AÑOS DESPUÉS

62

Jorge Meléndez Preciado

Llegó 13 años después, tiempo en que ella no dejó de insistir en las violaciones que sufrió y las que padecen cientos de miles de niños, mujeres y seres humanos que son considerados como mercancías o, peor, basuras. Pero finalmente, el estado mexicano ofreció amplias disculpas a la periodista y escritora,  Lydia Cacho. Lo hicieron los nuevos gobernantes, porque los que debieron llevarlo a cabo se escondieron y no cumplieron con las obligaciones internacionales que adquirieron respecto a los derechos humanos (Calderón y Peña Nieto). Lo importante es que triunfó ella y la justicia.

            Quedan pendientes saldar muchas cuentas. Desde el caso de los judiciales que la detuvieron pasando por los salvajes Kamel Nacif y Mario Marín e incluso por los poderes de la justicia mexicana que no quisieron ejercer sus funciones, incluida la SCJN.

            Lydia escribió el libro: Los demonios del edén, donde plantea el abuso de Jean Succar Kuri a varios adolescentes, y en el cual se menciona a otros personajes importantes: Miguel Ángel Yunes, ex gobernador de Veracruz, y Emilio Gamboa, ex líder del Senado (hoy  metido en el negocio del petróleo). En lugar de castigar a los responsables de tan sólida investigación, la periodista  fue secuestrada en Quintana Roo y llevada a Puebla, donde reinaba el motejado irónicamente: “gober precioso”, el tal Marín.

90110053. México, 10 Ene 2019 (Notimex-Gustavo Durán).- La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero acompañada por el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard y el subsecretario de Derechos Humanos, Migración y Población de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas entregaron el reconocimiento público de la Responsabilidad del Estado Mexicano y Disculpa Pública a la periodista y defensora de los derechos humanos, Lydia Cacho. NOTIMEX/FOTO/GUSTAVO DURÁN/GDH/POL/4TAT

            Como es usual en  México,  se  sometió a la víctima y le demostraron  que la libertad es para unos cuantos y no  de todos. Afortunadamente, una sociedad ya en desarrollo se movilizó  y con grandes esfuerzos logró que la señora Cacho saliera de prisión, continuara  con sus investigaciones y  peleará, junto con miles, por su derecho a ser respetada.

            En una ceremonia en Gobernación, Alejandro Encinas, ofreció amplias disculpas a Lydia, señaló que se respetara ampliamente la libertad de expresión, no habrá censura y se pondrá  atención a periodistas y defensores de víctimas.

            Cacho exigió que se investigue a fondo las violaciones habidas en   Atenco (con Peña Nieto), el caso de los niños que murieron quemados en la guardería ABC (Felipe Calderón) y los miles de niños que han sido enrolados perversamente en las redes del narcotráfico.

            Un pasito en la dirección correcta en esta nueva administración.

jamelendez44@gmail.com

@jamelendez44

Comments

comments

Dejar respuesta