“EL ALTO VACÍO” CAUSA CRISIS EN MORELOS

2122

Llegan Monreal  Ávila y senadores a tender Puentes entre Cuauhtémoc Blanco y el Poder Legislativo local

Por Eusebio Gimeno/Kronos Magazine

Enero20.- Desde el Congreso de la Unión llegan enviados a Cuernavaca a tratar de remediar el vacío de poder que hay en Morelos.

 Ante la Falta de Puentes entre Pueblo y Gobierno, que tienen al estado al borde de una crisis de gobernabilidad, con un juicio político en puerta, por las violaciones constitucionales que ha cometido el gobierno estatal, entre otras cosas publicar en el Diario Oficial, Tierra y Libertad, asuntos presupuestales que no fueron aprobados por el Congreso, como el reemplazamiento vehicular, y otros temas de violencia que configuran los elementos jurídicos suficientes para promover un Juicio en su contra, con los votos suficientes para removerlo del cargo, lo que acarrearía un caos político adicional para López Obrador, desconcierto que se sumaría a la cauda de asuntos pendientes como la Guardia Nacional, La Guerra del Huachicol, el desabasto y el bajo crecimiento económico de México del que hablan hoy el Financial Times y otros medios extranjeros.

 La presencia hoy en Morelos del senador Ricardo Monreal Ávila junto con  sus compañeros Lucía Meza Guzmán y Radamés Salazar Solorio (hermano de ya saben quién), significa que el Congreso de la Unión trata de tender un puente de entendimiento entre la ruptura que hay entre Cuauhtémoc Blanco y el Pueblo de Morelos.

No es secreta la serie de conflictos que atraviesa el ejecutivo estatal, hay ausencia de gobernador, gobierna de manera supletoria un extranjero, ambos no tienen raíz en esta tierra, ni sienten amor por ella, mucho menos conocen a los actores políticos de las distintas regiones ni saben de los problemas de cada zona en particular, porque no son de aquí, ni les interesan los problemas de nuestra gente, como se vió ayer en el zócalo, donde un  pequeño problema educativo se transformó en indignación, y en la toma del Palacio de Gobierno y cierre de calles.

 No hubo gobernador, ni hay secretario de gobierno, con capacidad de negociación, para tender puentes de entendimiento. Hay un vacío de poder, por culpa de “El Alto Vacío”, como empiezan a llamarle a Blanco Bravo en los corrillos políticos, por su alta estatura y su falta de cerebro.

No es secreta tampoco la Guerra entre el Congreso del Estado y El Jefe del Ejecutivo Estatal, no es secreto el encono que la dirigente nacional de Morena siente por Blanco Bravo y su preferencia por el ex senador Rabindranath , dueño de la estructura actual del Movimiento de Regeneración nacional en el Estado.

Andrés Manuel sopesa esos problemas aldeanos hasta cierto punto, para el tamaño de los conflictos nacionales e internacionales que enfrenta. Y por eso manda a Monreal a poner orden y paz en la tierra de Zapata.

Sabe que Cuauhtémoc está apadrinado por Televisa, sabe que le dio medio millón de votos, sabe que es un figura conocida en el Deporte Mundial, y que defenestrarlo sería enviarlo con medio millón de votos a fundar un partido de oposición, para buscar la Presidencia de la República dentro de cinco años.

AMLO sabe también que Yeidkol por perversa que sea, por parcial que se muestre a favor del director del banco del Bienestar, (antes Bansefi) y por más abusos de poder que Citlali Camacho cometa, ( hoy llamada Yeidkol) gracias a su puesto, es la que maneja la estructura nacional del Partido que lo llevó a la presidencia de la República, y que a su lado han librado mil batallas, persecuciones, miserias, lo mismo que triunfos y la gloria del triunfo de julio de 2018.

Si le dan a escoger entre Yeidkol y Cuauhtémoc, no lo dudaría ni un instante. Por eso mejor envía a sus personeros a buscar la concordia. No lo lograrán, pero dejarán un precedente, por lo que pudiera venir después.

Quizá una forma de deshacerse de Cuauhtémoc sin herirlo y sin herir a Manuel Sanz, su Alter Ego, una solución sería enviar al futbolista al exilio como Embajador de México en España, total no importa que sea un “Alto Vacío”, para eso llevará su Alférez, M. Sanz, a que luche como el Cid Campeador las batallas de su monarca, que Sanz sea el Jefe de la Embajada y que arregle todos los asuntos diplomáticos con sus coterráneos, eso le saldría de maravilla, mientras Cuauhtémoc se la pasa en el Santiago Bernabeu, y en el Nou Camp de Barcelona, bebiendo chatos de vino, y paladea el Jeréz de la Frontera, con bocados y tapas de chipirones y zamburiñas, con anchoas, y mejillones, calamares, y se pone hasta las chanclas, ahí puede trasladarse por aire, mar y tierra a ver los mejor partidos en toda Europa con cargo al erario público, y nos lo quitamos de encima, alguien que se lo diga a López Obrador.

Mientras aquí la cosa está de la chingada, oiga usted (Y VOY POR MAS)

Monreal Avila viene con Lucía y Radamés

Comments

comments