Destapan casos de abuso y pornografía infantil en kínder de Morelos

545

Derivado de diversas denuncias y señalamientos realizados a través de redes sociales, dos madres de familia iniciaron ante la Fiscalía General del Estado, la denuncia correspondiente en contra de la directora y una maestra de un jardín de niños ubicado en Tepoztlán, por el delito de corrupción de menores.

Fue a través de distintas publicaciones en donde se refería del presunto abuso infantil realizado en un jardín de niños ubicado en el Municipio de Tepoztlán, que madres de familia se presentaron ante la Fiscalía a presentar la denuncia correspondiente, al señalar diversos cambios de actitud de sus hijas desde que estudiaban en el Jardín de Niños.

Padres de familia acusaron a la directora y una maestra de un kínder de Morelos por abuso y pornografía infantil.

En 2017, la Asociación Civil Casa Mandarina advirtió sobre una serie de abusos sexuales y violencia física contra estudiantes del kínder Tlatelli, ubicado en el barrio de Santo Domingo, en Tepoztlán, Morelos, pero no fue sino hasta el pasado lunes que la Fiscalía General del Estado (FGE) inició una investigación por esas acusaciones.

De acuerdo con Fernanda Tapia, integrante de Casa Mandarina, existen por lo menos 20 casos documentados y algunos datan desde 2008; asimismo, desde 2015 había denuncias hechas por los papás en el Instituto de la Educación Básica del Estado de Morelos (Iebem) contra el kínder, pero las autoridades las ignoraron.

Ahora, la Fiscalía de Morelos señaló que se levantaron tres demandas en contra de la directora y una maestra del jardín de niños.

En la primera se afirma que el abuso se cometió en contra una pequeña de siete años, quien le contó a su madre que la directora la obligaba a besar a algún niño diciéndole que se trataba de un juego y que les tomaba fotografías, generándole angustia, por lo que actualmente se encuentra sometida a terapia psicológica.

En el segundo caso, la madre de la víctima, que actualmente tiene catorce años, señaló que su hija ingresó al mismo kínder en 2007 y a los dos meses comenzó a percatarse de que tenía cambios en su comportamiento y negativa para asistir a la escuela.

Al hablar con la pequeña, descubrió que tanto la directora como una de las maestras le comentaban que su padre no la quería, pues no vivía con ella; además, le destruían trabajos y le contaban cuentos eróticos.

En la tercera denuncia, la madre señaló que las acusadas obligaban a su hija a realizar algunos ‘juegos’ y que la castigaban si no cumplía.

Según informó la Fiscalía de Morelos:

“La mujer declaró que su hija estudió en el kínder durante el periodo 2008-2011, se obligaba a los niños a jugar a los ‘novios’ y si se negaban, los dejaban sin comer. Además, amenazaron a la niña con hacerle daño a sus padres si decía lo que ocurría en la escuela”

La dependencia informó que algunos padres ya se sumaron en la recolección de denuncias en contra de las mujeres, quienes al parecer han cometido estos abusos desde 2007.

Con información de El Gráfico y Uno TV

Comments

comments