Cuernavaca Ayuntamiento Ecocida

2215

La Miel Carlota, estocada final al medio ambiente.

“Señor director pasmados ante los cambios de clima que afectan al planeta, y mirando la forma en que Cuernavaca cada día pierde su tradicional encanto de Paraíso primaveral de todo el año, sentimos una gran aflicción como nativos de esta tierra prodiga, que se pierde a cada paso del segundero. Y más aún cuando siendo también trabajadores sindicalizados del ayuntamiento observamos muchos actos de corruptelas y cosas supra legales del más alto nivel, que acontecen intramuros, y que no denunciamos ante el temor de ser despedidos de nuestra única fuente de empleo, y además atemorizados ante los extraños personajes que pululan tanto en el edificio de Papagayo como en el de SAPAC.

Nos vemos obligados a pedir auxilio de su periódico que siempre publica temas de fondo para denunciar públicamente, lo que otros no se atreven, sea por desconocimiento, o por presiones políticas. que hacen a la ciudadanía confiar en Kronos como un medio de libre expresión.

A continuación le enviamos una serie de apreciaciones sobre un brutal escocido fincado en la corrupción y en el disimulo y la complicidad del alcalde y del cabildo, en suma del Ayuntamiento de Cuernavaca.

Le pedimos lo considere, y que resguarde en secreto profesional (como lo marca la constitución) nuestros nombres por seguridad laboral e integridad física. Sn otro particular le remitimos este documento por ser de interés de la comunidad en general”.

Cuernavaca Ayuntamiento Ecocida

Hubo un tiempo, en que Cuernavaca fue referente mundial de naturaleza y clima, tan notable eran las bondades del medio ambiente que se atribuye al Barón von Humboldt bautizar a la pequeña villa entre frondosas y exuberantes barrancas como :”un lugar donde la primavera es eterna” así como la Condesa Calderón de la Barca también hizo en sus viajes, elogios sobre la flora de Acapantzingo, sitio que describió como el más bello “pueblo de indios” en México y donde redescubrió el placer de beber agua, al tomarla helada de los apantles que corrían entre las huertas del poblado.

Las bondades de la madre naturaleza fueron quienes a su vez le dieron a Cuernavaca la fama mundial, el prestigio y la época dorada que alguna vez la caracterizaron, desafortunadamente de 1994 a la fecha, la capital de Morelos, vive una acelerada descomposición en todos los campos, que han revertido esos años de bonanza hasta convertir a la ciudad en una de las menos atractivas de México, y el rubro del medio ambiente no es la excepción.

Cuernavaca orgullosa ostentó en la segunda mitad del siglo pasado, cuatro marcas locales de prestigio mundial:

El Casino de la Selva, en sus terrenos hoy se alza la multinacional tienda Cost Co y cuya destrucción en tiempos de Sergio Estrada Cajigal representó un ecocidio, la represión y cárcel política a los defensores del medio ambiente.

Las Mañanitas, la única que subsiste, y que pese a estar rodeada de la anarquía urbana y el deterioro alarmante del centro de Cuernavaca, hoy se yergue como un oasis de naturaleza, turismo y gastronomía de primer orden.

La Cerámica de Cuernavaca, que fue devorada por la entrada a México de similares chinas de ínfima calidad, su sede hoy es ocupada por antros de música tropical y casas de empeño, como consuelo queda que sus ex trabajadores detonaron el negocio de la cerámica en la populosa colonia 3 de Mayo, la cual está muy lejos en diseño y calidad a la extinta Cerámica de Cuernavaca, pero al menos da una fuente de sustento honrada a cientos o miles de familias.

La Miel Carlota, fundada en la década de los cuarenta por industriosos alemanes en terrenos que fueron parte de las huertas de Acapantzingo a que se refirió la Condesa Calderón de la Barca. La Miel Carlota llegó a producir la mejor miel de abeja de México y en su cenit poco más de 2,500 toneladas de miel anuales en los terrenos de Acapantzingo hasta que en 2005 ante la falta de condiciones para el desarrollo económico y agropecuario en Morelos, fue vendida a una importante empresa nacional del giro alimentario que ahora produce la Miel Carlota en Veracruz.

Los terrenos desde entonces han estado en manos de sus legítimos dueños y sus herederos nada extraordinario ni fuera de los común a no ser por los últimos acontecimientos que se han suscitado bajo la administración del presidente municipal emanado del partido MORENA, autodenominado “Lobito”, Francisco Antonio Villalobos Adán, Alcalde de Cuernavaca, quien en su trato en corto es más amable que sus familiares que pululan en el control del saqueo, pero que ya en su función es draconiano y voraz.

No podría solo, y la figura que influye en la toma de decisiones del “Lobito” es la Directora de General de Fuentes Alternas, Viridiana de la Peña Muñiz, quien ha hecho de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas su ariete para consolidar una exitosa participación personal en negocios de construcción e inmobiliarios al autorizar la construcción de proyectos de vivienda y plazas comerciales en predios que son rebasados en sus densidades para construir y con una afectación alarmante en cuanto al medio ambiente, árboles, agua y servicios, no en vano se ha convertido en una protesta constante y recurrente la tala inmoderada de añejos arboles a lo largo y ancho de la ciudad.

Dos ejemplos que refuerzan lo anterior es la inminente autorización a Jorge Trade Klein, hijo del extinto líder Priista Jorge Trade Nieto para derribar decenas de árboles en un predio de su propiedad a espaldas del Hospital Parres, proyecto que es gestionado por David Turner, ex Secretario de Desarrollo Urbano y Obras Públicas del Gobierno de Marco Adame:

Y el referente a los terrenos de la Miel Carlota donde su propietario Jorge Wulfrath, con el permiso de Uso de Suelo 4706-006, ha conseguido la autorización para construir 156 departamentos en lo que alguna vez fue la emblemática Miel Carlota. Ello conllevará a la desforestación en masa del predio; así como el hecho de que las estrechas vías de comunicación como Cuauhtémoc, Querétaro y Atlacomulco sean rebasadas, aunado a que se colapsaran los servicios públicos municipales, el abasto de agua potable y drenaje en la zona. Tras la sospechosa autorización de ambos proyectos, a todas luces irregulares en cuanto a medio ambiente y normas urbanas; se presume la mano de la poderosa Viridiana de la Peña.

Sabemos porque trabajamos ahí que en la reunión de gabinete llevada a cabo la tarde noche del viernes 24 de enero, el “Lobito” reprendió públicamente a su Secretario de Obras Públicas Alberto Canek y le manifestó que sería Viridiana quien supervisaría las acciones de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas.

Al final y en el caso de la Miel Carlota, el señor Wulfrath tiene todo el Derecho a gestionar lo que mejor convenga a su patrimonio y a su actividades de negocios, siempre y cuando no contravengan la ley y el interés colectivo.

El propietario aunque este en su derecho tendrían que tener autorización para el derribo de árboles, podría intervenir la SEMARNAT. Y nadie podría atentar contra el Medio Ambiente sin la complicidad del alcalde morenistas de Cuernavaca y del Cabildo en Pleno, que no se opone a estas obras ni las denuncian, guardan silencio confabulado como una asociación criminal.

Los legítimos duelos deberían saber por sentido de sobrevivencia de la naturaleza a lo que no tiene Derecho, es a darle la estocada mortal al medio ambiente y a la naturaleza en una Ciudad como Cuernavaca que día a día sufre los embates de un avellanador ecocidio. Este es uno de varios. (Y VOY POR MAS CARO LECTOR)

Comments

comments