Crónica de una fuga anunciada en Atlacholoaya

4146

Por Jorge Espindola

*Matan a la gallina de los huevos de oro del Gobierno estatal

La guerra entre los grupos delictivos «Guerreros Unidos» y «Los Rojos», recrudeció los actos de violencia entre estas bandas del crimen organizado que se disputan el control del «autogobierno» en el penal estatal de Atlacholoaya Morelos, en donde otra riña de reos forma parte de la «Crónica de una fuga anunciada» que oportunamente dio a conocer este medio informativo que no forma parte de la prensa «Fifi» que tanto pregona el comandante supremo del Gobierno de la 4TA Transformación, Andrés Manuel López Obrador.

Nuevamente la violencia se apoderó de la principal cárcel estatal y tomó por sorpresa a las autoridades del gobierno encabezado por el ex futbolista Cuauhtémoc Blanco Bravo, con otro intento de motín de reos de alta peligrosidad, ocurrido en menos de un mes, en donde se reportó la muerte de al menos dos prisioneros y diez internos heridos.

Hasta el momento, las autoridades estatales que encabeza el ex americanista, no han dado a conocer oficialmente el recuento de los daños ocurridos durante la riña de reos en esta prisión de mediana seguridad.

Esta es la segunda ocasión que los actos de violencia derivados de la guerra de bandas delictivas, se salen fuera control de las autoridades de la Secretaria de Gobierno a cargo de Pablo Ojeda Cárdena, quien a convertido el sistema penitenciario estatal y los Centros de Readaptación Social en su «Gallina de los huevos de oro».

De acuerdo con fuentes de buen confiar, el encargado de la política interna del Estado, no hizo caso a las advertencias sobre el intento de fuga que preparaban reos de alta peligrosidad. Ni tampoco escuchó las recomendaciones sobre el urgente traslado de potenciales criminales y jefes del crimen organizado hacia otras cárceles de distintos estado del país, para evitar mayores brotes de violencia.

Luego de este nuevo brote de violencia, hasta hoy, el secretario de gobierno logró llevar a cabo esta medida, luego del traslado, en helicóptero, de varios prisioneros potencialmente peligrosos a una cárcel federal del Estado de Guanajuato.

Entre ellos, se identifica a varios de los principales cabecillas del grupo delictivo «Los Rojos» de Santiago Mazari «El Carrete». Alexis Oswaldo Mazari «El Carretito», así como otros líderes de esa banda criminal identificados como Mauricio Gerardo “N” alias “La Kika”, Gabriel “N” alias “El Chicles” y Ramón “N”, quienes fueron trasladados al Centro Federal de Reinserción Social (Cefereso) número 12.

Efectivos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Guardia Nacional (GN) Fiscalía General del Estado (FGE) y Comisión Estatal de Seguridad (CES) custodiaron el vehículo en el que fueron trasladados los internos al Aeropuerto Mariano Matamoros, de donde a bordo de un helicóptero de la Guardia Nacional fueron movilizados al penal federal.

Cabe destacar los hechos violentos ocurridos anteriormente en esta misma cárcel ubicada en el municipio de Xochitepec, donde la guerra de grupos delictivos cobraron la vida de mas de diez internos, en los que además resultaron diversos heridos y fuero privados de la libertad varios custodios personal de seguridad de la referida penitenciaría estatal.

Tras un operativo en el que intervino la Guardia Nacional, el Ejército mexicano, la Policía estatal y federal, las autoridades del gobierno de Morelos lograron restablecer el orden, al contener las riñas y actos de violencia que mantienen en sesión permanente a los integrantes de las distintas dependencia involucradas en la Mesa para la Reconstrucción de la Paz en la entidad.

En esta reunión de autoridades se dio a conocer que entre los reos fallecidos se identificó a Felipe “N” alias “El Limón” y Miguel “N” alias “El Chisto”, quienes llegaron al Hospital General de Cuernavaca “Dr. José G. Parres” sin presentar signos vitales.

En el mismo nosocomio recibieron atención médica de manera oportuna Antonio “N” de 26 años de edad, Ramón “N” de 33 años, Mario “N” de 25, Roberto “N” de 44, Salomón “N” de 30 y Mario “N” de 45 años, Héctor Adrián “N” de 30, Juan “N” de 25 y Guillermo “N” de 40 años de edad.

Todos ellos presentan lesiones contundentes y punzocortantes en diferentes partes del cuerpo; la salud de tres de ellos se reporta grave y el resto como estable, luego de que recibieron la atención correspondiente.

En el Hospital General de Temixco se brindan servicios médicos a Rubén “N” de 38 años de edad, quien se reporta estable.

La Fiscalía General del Estado (FGE) se encarga de realizar las investigaciones correspondientes, en colaboración con la Comisión Estatal de Seguridad Pública (CES) y demás autoridades que forman parte de la Mesa de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz.

Comments

comments