BATEAN A RABIN

38

Cabal Peniche operador detrás del Banco de Bienestar

Por Jorge Espíndola Hernández

Con el anuncio de un enroque de funcionarios entre la subsecretaria de Gobernación y en el Banco de Bienestar, El Presidente de la República   marcó el arranque de la campaña rumbo a las elecciones intermedias del 2021, las cuales serán las más competidas en la historia del país.

La remoción de Rabindranath Salazar Solorio, como director del Banco del Bienestar, fue la jugada maestra aplicada por Andrés Manuel López Obrador. Para sacarlo de la jugada del manejo de miles de millones de pesos, y designó en el cargo a Daniela Álvarez Maury, para simular y encubrir el manejo de la distribución de miles de millones en efectivo,  que será operado por un experto banquero y defraudador de altos vuelos, como lo es Carlos Cabal Peniche, Ese dinero que jugará un papel estratégico en la compra de votos dirigida desde la presidencia de la república, disfrazada como apoyo de programas sociales para los más pobres del país ese reparto de billete, en gran escala, podría ser la diferencia entre el triunfo y la derrota electoral de la 4T.

Eso indica que Rabindranath Salazar Solorio no está cumpliendo con las expectativas de lo que le ordenaron, que iba atrasado, o que le perdieron la confianza, por su cercana “amistad” con la polémica Yeidkol Polevnsky, ex presidenta de esa organización, acusada por el desvío de 400 millones de pesos, de las arcas del partido del presidente López Obrador.

Yeidkol está apestada en la 4 T, y todo lo que se relacione con ella huele mal, esa es la segunda causa por la que removieron a Rabin del banco que reparte el billete en efectivo a raudales, por las recochinas dudas, mejor lo alejaron del dinero.

Que será repartido a los pobres como nunca en la historia, y esa operación delicadísima,  estará bajo la supervisión del banquero Carlos Cabal Peniche, “el choco yuca” como le dicen en Villahermosa, por su origen yucateco y tabasqueño.

Así se pertrecha la 4T frente al año electoral que viene, con este enroque anunciado por AMLO EN SU GABINETE ECONOMICO y POLITICO

Con los cambios en el Banco del Bienestar y en la Subsecretaría de Desarrollo Democrático, Asuntos Religiosos de Gobernación, AMLO saca de la jugada, a quién fuera senador y ex diputado local morelense por el PRD, para dejar en manos de Carlos Cabal Peniche, y  de sus socios  del Grupo Atlacomulco, el proyecto de modernización del Banco de Bienestar.

Cabe destacar que con la remoción del titular del Banco del Bienestar, AMLO envía Rabindranath Salazar, a un cargo a su medida y lo ubico en una función en la que sí podría dar mejores resultados, como operador político, función en la que tiene más experiencia, que en la de banquero, al colocarlo como el  «Mapache» que es, pues así lo demostró en las pasadas elecciones del 2018,  donde el tabasqueño arrasó electoralmente como candidato a la presidencia de la Coalición Juntos Haremos Historia conformada por los partidos políticos MORENA, PT y PES.

AMLO sabe bien que Rabin con su pandilla, tiene bajo control al Partido Morena en Morelos, y que lo necesita para ganar las cinco diputaciones federales en disputa, y además como sombra de marcaje personal sobre el gobernador Cuauhtémoc Blanco, que no da una, y a quien vino a salvar, pero debió haberle leído la cartilla, para que no cometa más errores al menos de aquí al 2021, y vigile a su gente.

Y le puso a Rabin, que está ahí al acecho para convertirse en gobernador sustituto de futbolista una vez que pase la elección del 2021, si trabaja bien Rabin en la mapacheada, ese será su premio.

El PEJE lo envió a una Subsecretaria de Gobernación, que tiene su importancia, pero que NO es la Subsecretaria de Gobierno, esa otra,  está en poder de Ricardo Peralta que tiene el control político del país, de los partidos, los gobernadores, y los congresos de los estados, entre otras funciones, es la misma que manejaba Zoe Robledo, antes de ser el actual director del IMSS, (aunque se rumora que las van a fusionar, y algunas plumas de paga dicen quedespediràn a Peralta y Rabin se convertiría en el super subsecretario del sexenio), pero eso no ha ocurrido, Rabin es subsecretario de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos de Gobernación. Podrá movilizar curas e iglesias de todo tipo, y grupos activistas que le sirvan para remontar la elección.

SOBRE LA LLEGADA DE Diana Álvarez Maury, es preciso señalar que no fue la mejor noticia para quienes empujan el proyecto de modernización del Banco del Bienestar, es decir, al tabasqueño Carlos Cabal y sus socios del Grupo Atlacomulco .

La actual subsecretaria de Gobernación no tiene relación ni con Gabriel García Hernández, el jefe de los superdelegados, ni mucho menos con el proveedor de la tecnología, Alejandro del Valle. Vamos, ni remotamente con Carlos Cabal, socio del último y que juntos compraron a la coreana Hyosung alrededor de 8 mil cajeros automáticos.

VIGILAN A LOS BANQUEROS DE MALA FAMA

Cabe aclarar que Gaby Álvarez Mauri, va ser un alfil ni más menos que del fiscal general Alejandro Gertz Manero, según las publicaciones a información  de los analistas que conoce muy a fondo ante tema.

Refieren que “el presidente Andrés Manuel López Obrador así decidió jugarla para amarrarle las manos a sus cercanos colaboradores».

¿Quiénes son los socios del también tabasqueño Carlos Cabal en los jugosos negocios del Banco de Bienestar?

La investigación realiza por el que esto escribe nos remite al pasado 3 de mayo, día en el que el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado subastó la casa de Cráter número 525 en la colonia del Pedregal. Se trató de la mansión de Amado Carrillo Fuentes, El Señor de los Cielos.

La información  publicada en su Columna de El Financiero por Darío Celis revela que esa ocasión el comprador ofertó 49.7 millones de pesos por la propiedad de 3 mil 500 metros cuadrados ubicada en la delegación Álvaro Obregón. Una pareja levantó la paleta número 62 por dos residencias.

El lote 200, un departamento en el Club de Golf Bosques de Cuajimalpa, que perdieron; y el lote 235, la casa del famoso capo, por la que sólo se hizo un ofrecimiento. La postura de ellos fue la única.

La pareja eran Alejandro del Valle de la Vega y Carlos del Valle Guerrero, padre e hijo, respectivamente. Ellos son, junto con Carlos Cabal, quienes traen el proyecto de modernización del Banco del Bienestar.

Todos sirven a Gabriel García, coordinador general de Programas Integrales de Desarrollo, el jefe de los superdelegados que inventó Andrés Manuel López Obrador y que la hacen de cuña a los gobernadores.

García Hernández maneja una bolsa de cuando menos 75 mil millones de pesos, que son los recursos del Fondo de Aportación de Infraestructura Social; Está persona ha sido el operador electoral de AMLO desde 2006.

Carlos del Valle, candidato al Senado por Nueva Alianza en 2019 y exdirector general de Desarrollo Social en Cuajimalpa con Adrián Ruvalcaba, es quien encargó y compró los cajeros automáticos.

El joven empresario, también consejero parlamentario de la actual Legislatura en la Cámara de Diputados y consejero político nacional del PRI, regresó en enero de Corea tras hacer el pedido de ocho mil cajeros.

Su padre, Alejandro, es presidente de la Intercontinental Chamber of Commerce, organismo que dice apoyar al gobierno mexicano como consultora en la implementación de programas sociales.

Se trata de un empresario de sólidas relaciones con el Grupo Atlacomulco (Arturo Montiel, Isidro Pastor y Enrique Peña), ligado a grupos de inmigrantes y consulados en Estados Unidos.

Los Del Valle son dueños de Telmark-Contact Line, dedicado a ofrecer servicios de call center y outsourcing, y de Penny Money, una operadora de remesas, servicio que detonará aún más el Banco del Bienestar.

Es por esa razón que la institución que encabezaba Rabindranath Salazar es sumamente estratégica de cara a las elecciones de 2021, de ahí que el presidente López Obrador lo empuje a todo lo que da y la velocidad con que crece.

El banco ya tiene un avance de más de 427 sucursales en comunidades del país donde no hay servicios financieros. La meta este año son mil 350 y otro tanto el año próximo para lograr las dos mil 700.

El Banco del Bienestar, en cuyo relanzamiento y equipamiento además de los Del Valle y Cabal participa Gabriel García, va a tener más sucursales y cajeros que cualquier otro banco del sistema.

Si tendrá dos mil sucursales y se pidieron ocho mil cajeros a la coreana Hyosung, cinco mil 300 se ubicarán fuera de sus bancos, lugares donde la gente también podrá cobrar los apoyos de programas sociales.

BBVA de Eduardo Osuna opera con cerca de mil 835 sucursales, Azteca de Ricardo Salinas mil 751, Citibanamex de Manuel Romo mil 492, Santander de Héctor Grisi mil 226 y Banorte de Carlos Hank mil 174.

Así se pertrecha la 4T frente al año electoral que viene.

Comments

comments